logo Mejores Destinos

10 errores comunes de un viaje a Río de Janeiro ¡y cómo evitarlos!

Leonardo Cassol
17/03/2021 às 11:40

10 errores comunes de un viaje a Río de Janeiro ¡y cómo evitarlos!

Soy de San Pablo y viví una buena parte de mi vida allí y en Río de Janeiro. Siempre me he mantenido en estrecho contacto con ambas ciudades por razones profesionales y familiares. Pronto aprendí a ver Río sin el prejuicio de algunos compatriotas, pero también sin el entusiasmo de muchos cariocas.

El hecho es que Río de Janeiro es un destino mundialmente conocido, visitado durante todo el año por turistas de todo el planeta. Con buenas playas, paisajes impresionantes, lugares turísticos e innumerables opciones gastronómicas, culturales y de entretenimiento, la ciudad parece haber sido tallada a mano para complacer a los más exigentes. Pero también es un retrato de un lado que no enorgullece a Brasil, con violencia y problemas sociales.

En esta publicación, reunimos los diez errores más comunes en un viaje a Río de Janeiro, con consejos para evitarlos. ¡Mirá nuestra lista y que tengas un buen viaje!

1. Preocuparse demasiado o muy poco por la seguridad

Este es el mayor temor de quienes no conocen bien Río de Janeiro. La violencia es un problema muy presente en la ciudad, pero desafortunadamente no es muy diferente de lo que vemos en las principales capitales brasileñas. Rápidamente te darás cuenta de que el ambiente en la ciudad es normal y que día y noche miles de turistas disfrutan y se divierten. Si restringís tu visita a las zonas turísticas, tené cuidado de no usar joyas y accesorios caros, no uses tu teléfono celular en playas o paseos marítimos (si lo querés usar, ingresá a una tienda o restaurante) y evitá llevar objetos de valor. Además, evitá caminar por lugares desiertos o desconocidos. 

Arcos de Lapa

2. Descuidar el alojamiento

El precio promedio de una estadía en Río de Janeiro es más alto que el promedio nacional, porque el destino recibe visitantes de todo Brasil y del mundo durante todo el año. La ciudad es muy grande, por lo que mantenerse bien ubicado hará toda la diferencia en tu experiencia de viaje. La Zona Sur (Copacabana, Ipanema, Leblon, Botafogo y Flamengo, por ejemplo) es la región con el mayor número de hoteles y el favorito de los turistas, debido a la proximidad de los lugares de interés. Barra da Tijuca está más lejos, pero ofrece buenas playas, hoteles más nuevos y tarifas más bajas. La región Centro te permite ahorrar dinero y, al mismo tiempo, acceder fácilmente a las playas y lugares de interés en transporte público. Pero tiene pocas opciones de ocio. Considerá alquilar un departamento, especialmente para estadías más largas. 

3. Visitar múltiples atracciones lejanas el mismo día

Visitar dos o más atracciones el mismo día, en lados opuestos de la ciudad, puede arruinar tus planes a causa del tránsito. Idealmente, hacé itinerarios simples, con uno o más lugares de interés en el mismo barrio o región cada día. Cruzar la ciudad puede tomar más de 3 horas, dependiendo del día, sin mencionar las colas en las atracciones, que son comunes durante las temporadas altas. Incluso si tenés poco tiempo, priorizá las atracciones para aprovechar al máximo las que te resulten más interesantes. 

Playa Arpoador

4. Dejar de usar el transporte público

Río de Janeiro tiene dos líneas de metro, que ahora van a Barra da Tijuca, además del VLT (un tren que va por arriba de la superficie con aire acondicionado) que conecta la estación de autobuses y el aeropuerto Santos Dumont con la región central y el metro. Ambos son seguros y eficientes. Además, hay BRT y cientos de líneas de autobuses para ayudarte a moverte por la ciudad a un bajo costo.

5. No utilizar aplicaciones de transporte privado

Las aplicaciones de transporte como Uber, 99 Cabify no solo te ayudarán a ahorrar hasta un 60% en las tarifas estándar de taxi de la ciudad, sino que también brindarán seguridad adicional a los turistas, ya que evitan las estafas de taxímetros adulteradas o desviaciones en la ruta. Además, los conductores reciben información sobre las rutas más rápidas para su viaje. Dependiendo de la distancia del viaje y la cantidad de personas, las aplicaciones pueden ofrecer un viaje más económico que el transporte público. 

6. No explorar las buenas opciones gastronómicas de la ciudad

Río de Janeiro tiene muchos buenos restaurantes, pero también muchas alternativas caras y decepcionantes. Vale la pena explorar algunas opciones asequibles y típicamente cariocas, como las cadenas de restaurantes Gurume (cocina japonesa con un toque brasileño). Hablando de tradición, la Confitería Colombo merece una visita no solo por los dulces, sino por su hermoso aspecto. Más caro, Marius Degustare (carne y mariscos), Adega Santiago Barra (comida mediterránea y europea) y The View (comida brasileña) son buenas opciones. Además, hay docenas de buenos restaurantes en Río de Janeiro con comida brasileña, pero también italiana, francesa, portuguesa y asiática.

7. No conocer las nuevas atracciones de Río de Janeiro

Siempre hay algo nuevo en Río de Janeiro. La atracción más reciente, inaugurada en diciembre de 2019, es Rio Star, la rueda más grande de América Latina, con 88 metros de altura y 54 cabañas con aire acondicionado. Y en los últimos años, han surgido muchas cosas interesantes, como el Museo del Mañana y sus impresionantes alrededores, así como AquaRio, el acuario más grande de Sudamérica, y el Olympic Boulevard, entre otras atracciones. Además de estas opciones, siempre hay buenos espectáculos de teatro, música o danza en la ciudad.

8. No explorar lo que ofrece la ciudad además de las playas

Por supuesto, el Pan de Azúcar y el Cristo Redentor son visitas imperdibles para cualquier turista, pero la ciudad no se limita a las playas y estos dos clásicos. Por ejemplo, el Parque Laje y el Jardín Botánico merecen estar en tu lista. Un recorrido sin prisas por la laguna ayuda a comprender por qué la ciudad se llama maravillosa. La senderos hacia la Pedra do Telégrafo, Morro dos Irmãos y Pedra da Catacumba demostrarán que la belleza de Río de Janeiro es casi inagotable. Sin mencionar la bulliciosa noche en Río, con concentraciones en Lapa y Baixo Gávea, así como en muchos otros lugares.

Piedra de telégrafo

9. Limitarte a la capital

Cerca de Río de Janeiro hay destinos increíbles, con playas y hermosas atracciones, como Arraial do Cabo , Buzios y Cabo Frio, así como Angra dos Reis, Ilha Grande y Paraty. Aún más cerca está la ciudad imperial de Petrópolis, con temporada alta durante el invierno, entre chimeneas e imágenes increíbles.

Arraial do Cabo

10. No planificar con anticipación cuando hay grandes eventos

Grandes eventos como el Carnaval, Nochevieja y Rock in Rio hacen que la ciudad esté abarrotada y los precios de alojamiento pueden ser prohibitivos. Idealmente, tenés planificar estos eventos con al menos tres meses de anticipación. Los tickets oficiales del Carnaval generalmente se agotan en pocos días y luego se encuentran a precios más altos en sitios web de reventa de boletos o agencias de viajes. El metro para llegar a Copacabana en la víspera de Año Nuevo también tiene pasajes limitados, que se venden por adelantado.

 

¿Conocés Río de Janeiro? ¿Tenés más consejos? ¡Dejalos en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *