logo Mejores Destinos

¿Dónde está el piloto? Nuevo sistema de Airbus permitirá que los aviones vuelen solos

Leonardo Cassol
20/10/2020 às 11:36

¿Dónde está el piloto? Nuevo sistema de Airbus permitirá que los aviones vuelen solos

Airbus inició en 2018 el desarrollo de un sistema autónomo de rodaje, despegue y aterrizaje de aeronaves, denominado ATTOL (en inglés, Autonomous Taxi, Take-Off and Landing). Esta innovación completó la primera fase de prueba hace poco y se espera que equipe la próxima generación de aviones comerciales de la compañía. En total, se realizaron más de 500 vuelos con esta tecnología que tiene el potencial de revolucionar la aviación mundial.

Esto no quiere decir que tendremos vuelos sin pilotos humanos, al menos por ahora. Pero es probable que esta tecnología cambie permanentemente la forma en que los pilotos controlan las aeronaves, además de hacer que las operaciones aéreas sean más seguras y viables en condiciones de baja visibilidad.

Objetivos de Airbus con el sistema de pilotaje autónomo

Según Airbus, el vuelo autónomo tiene el objetivo inicial de proporcionar más ahorro de combustible, reducir los costos operativos para las aerolíneas y apoyar a los pilotos en la toma de decisiones estratégicas y la gestión de vuelos, con menos enfoque en las operaciones de las aeronaves.

Esta operación mejorada también permitirá a la tripulación organizar mejor su presencia en la cabina durante el vuelo de crucero (cuando la aeronave alcanza una altitud estable y segura, manteniendo una velocidad constante). Así, según el fabricante, los pilotos pueden lograr un mejor equilibrio entre el tiempo de trabajo y el descanso, optimizar la gestión de la fatiga en vuelos de largo recorrido y centrarse en las tareas más estratégicas para aumentar la seguridad.

La automatización podría reducir aún más la necesidad de mantener a dos pilotos en la cabina e incluso permitir vuelos sin pilotos humanos en un futuro más lejano, ayudando a la industria de la aviación a enfrentar la escasez de profesionales tan altamente calificados. Cabe recordar que esto sucedió en el pasado, cuando los aviones más modernos dejaron de exigir tres pilotos en las cabinas de grandes aviones comerciales. Además, el piloto automático se utiliza ampliamente en diferentes etapas del vuelo en la actualidad.

Si lo pensamos bien, en otros sectores esta tecnología está mucho más cerca de nuestra realidad de lo que pensamos. El metro de la línea 4 (amarilla) de São Paulo ha estado operando de manera completamente autónoma, sin conductor, desde su implementación. En Estados Unidos, Uber y Apple llevan varios años probando autos autónomos, que ya están circulando en determinadas ciudades de forma experimental. Y ahora, estas tecnologías están comenzando a influir en el desarrollo de vuelos más autónomos.

Imagen: Airbus

Cómo funciona la tecnología de vuelo automático

La tecnología en la que está trabajando Airbus utiliza visión por computadora avanzada y aprendizaje automático, con sensores y cámaras. Los algoritmos permitirán a un avión rodar, despegar y aterrizar por sí solo, sin la ayuda del aeropuerto o los sistemas de satélite.

“Muchos aviones ya pueden aterrizar automáticamente en estos días”, dijo Sébastien Giuliano, líder del proyecto ATTOL. “Pero dependen de una infraestructura externa como ILS ( Instrument Landing System ), que se utiliza para ayudar en las operaciones con instrumentos o señales GPS. ATTOL hará que esto sea posible, utilizando únicamente tecnología a bordo para maximizar la eficiencia y reducir los costos de infraestructura ”.

Un software llamado Wayfinder permitirá que una aeronave detecte su entorno circundante y calcule la mejor manera de navegar dentro de él. Al igual que un automóvil autónomo, utiliza sensores como cámaras, radar y LiDAR (un método de detección basado en láser y potentes computadoras de a bordo).

“El principal desafío para las capacidades del piloto automático es cómo reacciona el sistema ante eventos imprevistos”, explica Arne Stoschek, ejecutivo del proyecto Wayfinder. “Este es el gran salto de lo automatizado a lo autónomo”, añade.

Más de 500 vuelos de prueba

La primera fase de prueba incluyó más de 500 vuelos. Aproximadamente 450 se dedicaron a recopilar datos de video sin procesar para respaldar y ajustar algoritmos, mientras que una serie de seis vuelos de prueba, cada uno con cinco despegues y aterrizajes por carrera, se utilizaron para probar características de vuelo autónomo.

Una combinación personalizada de interacción hombre-máquina

Airbus reconoce que, además de los desafíos técnicos, las tecnologías de vuelo autónomo también deben obtener la aceptación del público. Y los pasajeros están acostumbrados a tener dos pilotos en la cabina… Pero Arne cree que esto puede cambiar con el tiempo: “Los ascensores solían tener operadores, por ejemplo, pero este concepto parece extraño hoy. Con nuestro historial de seguridad, Airbus estará en condiciones de impulsar este cambio”.

Mientras tanto, la compañía señala que el vuelo autónomo no es una propuesta de todo o nada: es una combinación personalizada de humanos y máquinas que evolucionará con el tiempo. Los sistemas están enfocados a la gestión de la aeronave mientras el piloto permanece en el centro de la operación para tomar decisiones, recibiendo toda la información necesaria y el tiempo para analizarlas. Este es un objetivo para el que la tecnología de procesamiento de imágenes detrás de ATTOL y Wayfinder es esencial.

Pilotos de Azul en la cabina del Airbus A320neo


¿Están las generaciones actuales preparadas para un vuelo sin pilotos humanos? ¡Probablemente no! Por lo tanto, seguramente este cambio sea lento y gradual, reduciendo la demanda de dos años a un solo piloto en unos pocos años. Pero, para que esto suceda, la aeronave tendrá que poder manejarse por sí sola, ya que si algo le pasa al único piloto, no habrá nadie capacitado para reemplazarlo.

La compañía también lanzó un video de uno de estos vuelos de prueba. En él, se puede ver que el piloto intenta intuitivamente tocar el control del avión en el momento del despegue, pero el instructor le indica que se quede quieto y deje que la máquina haga todo el trabajo por sí misma.

Y vos, ¿viajarías en un avión sin pilotos humanos? Comentá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *