Vuelo de Buenos Aires a Bariloche con Flybondi

EPA Buenos Aires
BRC Bariloche
5240
Avión Boeing 737-800
Clase Economy
Asiento
Fecha 23/04/2018
Partida 5:50
Llegada 7:50
Duración 2 horas
Por
18 · Jul · 2019

Tras 2 años de haberse fundado, la empresa despegó en Argentina en 2018 con varias rutas de cabotaje a precios más bajos que las demás aerolíneas y micros de larga distancia, y un nuevo aeropuerto en Buenos Aires, El Palomar.

La llegada de las aerolíneas low cost se dio en un contexto de fuerte expansión del transporte aéreo argentino. En 2017 volaron 27 millones de personas en el país, 15% más que en 2016, lo que posicionó a la Argentina como uno de los países que más creció en la región, superando a Chile (10,7%), Brasil (2,2%), Perú (9%) y Colombia (2,1%). Las low cost mueven en América latina al 35% de los pasajeros, y en Brasil lograron que se triplicasen en solo 10 años los pasajeros de cabotaje.

Flybondi llega hoy a 13 destinos nacionales (Bahía Blanca, Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Posadas, Puerto Iguazú, Salta, Bariloche, Santiago del Estero y Tucumán) y 2 internacionales (Punta del Este, Uruguay en temporada, y Asunción, Paraguay). Además, en octubre Flybondi comenzará a volar a Río de Janeiro, Brasil.

No todos los vuelos tienen que pasar por Buenos Aires, lo que es innovador en un mercado en el que la capital del país siempre fue el centro de las operaciones. Recientemente renovaron uno de sus aviones.

¿Por qué elegimos volar en Flybondi?

La ruta Buenos Aires – Bariloche puede hacerse en micro o avión con Aerolíneas Argentinas, LATAM, Andes, Flybondi, y desde 2019 también con Norwegian y JetSMART. En esta oportunidad, elegimos volar con Flybondi por ser la primera low cost argentina que no podíamos dejar de experimentar.

El objetivo del viaje a Bariloche era mostrar qué hacer en este hermoso destino de la Patagonia argentina, uno de los más elegidos por locales y viajeros de países limítrofes como Brasil y Chile.


Comprar los pasajes

Compramos los pasajes online, ya que para ahorrar costos es la única forma de venta que tiene Flybondi. Es muy fácil encontrar las rutas y comprar en el sitio. El sistema no siempre funciona bien. Compramos pasaje para regresar por la tarde, y cuando llegó la confirmación por mail decía que el vuelo era por la mañana. Al intentar hacer un reclamo, notamos que en el sitio web no tienen teléfono ni mail de contacto, así que tuvo que ser vía Twitter y por suerte quedó solucionado.

Flybondi es una low cost y se nota. Sus precios en vuelos de cabotaje son muy competitivos – incluso sumando los extras opcionales – si los comparamos con otras aerolíneas, y eso que en Argentina existe un piso tarifario que cumplir. Es llamativo, pero los precios de la primera low cost del país son incluso más bajos que los de los micros larga distancia. Además, muchas veces tiene promociones de tarifas y de hasta 12 cuotas sin interés con tarjetas de crédito y, a diferencia de otras aerolíneas, se puede pagar también con tarjeta de débito y en efectivo a través de Rapipago o Pago Fácil.

¿Por qué los precios son tan bajos?:

  • Flybondi tiene un solo tipo de avión y un solo tipo de asientos, es decir ‘clase única’.
  • Solo se paga por lo que uno necesita, ya sea el equipaje o la ubicación del asiento.
  • Se compra online desde el sitio web oficial, por lo que no tiene oficinas comerciales.

Para los milleros, una contra de Flybondi es que por el momento no cuenta con programa de millas, ni es parte de ningún grupo de aerolíneas. Aunque existe el Club Flybondi, para pagar menos.

Como buena low cost, casi todo se paga extra, aunque no es obligatorio.

En cuanto al equipaje, todos los pasajeros de Flybondi tienen incluido uno de mano pequeño de hasta 6 kg. Pueden pagar aparte 1 carry on de hasta 9 kg y 1 valija en bodega de hasta 12 kg o 20 kg.

Además del equipaje, se puede pagar por otros extras: llevar mascotas a bordo de hasta 6kg, tener prioridad de embarque (sino la única prioridad es para pasajeros con movilidad reducida, embarazadas y familias con niños pequeños), y elegir el asiento en el que quieren viajar. Si no hacen el check in online desde 48hs antes e imprimen el pase de abordar o lo guardan en su dispositivo móvil, tendrán que pagar extra en el mostrador.

En nuestro caso, éramos 2 pasajeros y nos tocó en las últimas filas, en el asiento del medio uno detrás de otro, como para tener ganas de pagar la próxima vez. Pero la realidad es que los vuelos no suelen ir llenos y además siempre hay algún pasajero en la misma situación que accede a hacer cambio de asiento una vez que el avión fue abordado por completo, lo que está permitido por la tripulación.

Check-in y embarque

Para no pagar de más, Flybondi requiere hacer check in online y luego imprimir o presentar en un dispositivo móvil la tarjeta de embarque.

El nuevo Aeropuerto de El Palomar es pequeño pero cómodo. Tiene varias ventanillas de check in, que eran todas de Flybondi hasta la llegada de JetSMART en abril de 2019. Se recomienda estar 2 horas antes para vuelos de cabotaje.


Al arribar en EPA, hay sólo 2 cintas de equipaje, por lo que uno se va rápidamente.

Tanto el vuelo de ida como el de vuelta fueron muy buenos, con algunas diferencias, aunque en ambos destaco la excelente atención y amabilidad del personal, tanto en la ventanilla de check in como abordo.

El vuelo de ida estaba programado para salir de El Palomar a las 6 am y la sorpresa fue el despegue 10 minutos antes. Ese día de EPA salieron 11 vuelos y llegaron otros 6.

Al aterrizar, preguntaron quienes volaban por primera vez aprovechando las tarifas bajas, ¡12 pasajeros levantaron la mano y todos aplaudimos!

La aerolínea hace hincapié en hacer todos los esfuerzos por mantener la puntualidad. Lamentablemente esto no se vio reflejado en el vuelo de vuelta desde Bariloche. Inicialmente estaba programado para salir a las 18:35, pero dos días antes enviaron un mail anunciando que saldría a las 20.05 y, una vez en el aeropuerto, lo retrasaron para las 21.20, aunque al final salió a las 21.30. Éstas demoras en los últimos vuelos del día se deben a que la empresa cuenta con pocos aviones que vuelan de un aeropuerto a otro todo el día. Es por esto que es conveniente elegir volar más temprano.

Hay quienes tenían dudas sobre la distancia del Aeropuerto de El Palomar volando desde o hacia o Buenos Aires, pero queda mucho más cerca que Ezeiza, e incluso a muchos vecinos de CABA les conviene en relación a Aeroparque.

En cuanto al Aeropuerto de Bariloche, si bien es pequeño como todos los de cabotaje en Argentina, es más grande que el de El Palomar. Acá Flybondi tiene varias ventanillas de chek in.

Para los que se hayan olvidado de comprar chocolates en la ciudad en la que son emblema, pueden pasar por el local de Rapa Nui, una de las mejores chocolaterías del país. Los precios son similares a los del centro de Bariloche y Buenos Aires.

En el área de pre embarque, se pueden admirar cuadros con montañas de fondo.

Cómo es un avión de Flybondi por dentro

Al ingresar al avión, se ve como cualquier otro de cabotaje, con 3 asientos por fila, todos de clase única. La limpieza podría ser mejor, ya que encontré algunos envoltorios de snacks de pasajeros anteriores.

En los asientos no hay ningún tipo de entretenimiento, ni material de lectura ni pantallas, pero se puede leer cómodamente gracias a la luz superior, o bien escuchar música o ver contenido en una tablet.

Tampoco se distribuyen almohadas, mantas, auriculares, kits de higiene y demás.

Al ser la primera aerolínea de bajo costo del país, muchos tienen dudas, sobre todo los pasajeros que nunca volaron en una low cost, pero Flybondi cumple con todas las regulaciones para volar establecidas por la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil). Las instrucciones de seguridad están pegadas a los asientos:

Como buena low cost, Flybondi no ofrece comidas de forma gratuita, pero una vez a bordo y alcanzada la altura crucero, la tripulación pasa con un carrito con bebidas frías, calientes y snacks a precios muy convenientes, que van entre $20 y $40. Esto puede ser incluso más económico de lo que los vende un kiosko o aeropuerto en Argentina.

Al descender, la tripulación pide ayuda de los pasajeros para dejar los asientos como los encontraron, y así ellos poder ahorrar tiempo de limpieza para el próximo vuelo. En EPA no hay manga para ahorrar costos.

Evaluación final

En resumen, la experiencia de volar con Flybondi fue muy buena, sobre todo teniendo en cuenta los bajos precios, que hacían falta en el mercado argentino. Mi consejo es en lo posible no volar en el último vuelo del día, ya que muchas veces se ven afectados por demoras, y animarse a ir al nuevo aeropuerto de El Palomar, que no es mucho más lejos de Aeroparque y permite llegar a los principales destinos del país rápido y a menor precio.

Flybondi abrió una puerta para volar por el país con ésta y todas las low cost que quieran llegar de ahora en más.

Calificación final

Flybondi

Buenos Aires - Bariloche

Voo 5240

8.6
Embarque 9
Asiento 7
Entretenimiento -
Amenities -
Personal 10
Fidelidad -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *